portada

portada

miércoles, 22 de noviembre de 2017

La alimentación en los peces de acuario

   Como todos sabemos los peces son vertebrados que exceptuando raras excepciones, tienen limitada su vida al mundo acuático, y por tanto su alimentación a lo que allí pueden encontrar. A grandes rasgos podemos dividir nuestros peces en base a su dieta en tres grandes grupos: carnívoros, herbívoros y omnívoros. El sistema digestivo de los peces, al igual que el nuestro cuenta con una entrada (boca) y una salida (ano). Las diferencias que nos interesan a nosotros en los sistemas digestivos de los peces vienen determinadas por su dieta, porque la forma que tienen de romper los alimentos (anabolismo) es diferente entre herbívoros, carnívoros y omnívoros, y van a marcar la forma de alimentarse.

Los carnívoros:

   Los peces carnívoros son aquellos que se alimentan de otros animales ya sean peces gusanos insectos o crustáceos. un claro ejemplo de pez carnívoro de acuario que todos conocemos sería la piraña (Pygoentrus nattereri).
   Los peces carnívoros los podemos englobar en dos grandes grupos según sea su forma de capturar los alimentos. El primer grupo estaría compuesto por los grandes cazadores, animales fusiformes, aerodinámicos, de gran fortaleza física, capaces de nadar a grandes velocidades y con bocas especializadas en la captura de presas, ya seas mediante afilados dientes que evitan que una vez atrapada la presa esta se escape, o mediante adaptaciones morfológicas que que mejoran la capacidad de atrapar a otros animales. ejemplos claros de esto son peces como el Xenentodon cancila, lo que denominaríamos de manera común un pez aguja de agua dulce. su cuerpo es totalmente hidrodimámico, capaz de alcanzar grandes velocidades y su boca se ha ido modificando para poder atrapar pequeños peces de manera eficaz como se ve en esta foto.


(https://4.bp.blogspot.com/-0WcNY_wmikE/WKTHRMaI3wI/AAAAAAAAAsg/tNRjUx8KfK01BLSN0yW7NJD5nUvUmr0HwCLcB/s1600/Xenentodon%2Bcancila.jpg) 

En este genial póster se aprecia con claridad, como las diferentes morfologías de los predadores han ido adaptándose a ser cada vez, mas fuertes, mas rápidos y mas eficaces a la hora de capturar sus victimas.


(https://www.monsterfishkeepers.com/forums/attachments/characins-jpg.933596/)

   El segundo grupo de carnívoros esta compuesto por los acechadores, son animales que pasan mucho tiempo estáticos o con movimientos lentos, pero que han modificado su musculatura y cuerpo para poder reaccionar en centésimas de segundo ante una presa que pase delante de ellos y poder atraparla. Un ejemplo de ellos podrían ser algunos de los denominados peces cuchillos como el Chitala Chitala o el pez mariposa de agua dulce Pantodon buchholzi.

Buena imagen de un espécimen juvenil de Chitala Chitala de la página http://fishlaboratory.com.


(http://fishlaboratory.com/fish/clown-knife-fish)

   Uno de los animales mas exóticos de ver en acuariofilia es el Pantodon, un animal que espera al acecho `colgado´de la superficie del agua y que es capaz tanto de capturar peces dentro del agua, como insectos sobre ella.



(http://www.petshop-zoomania.com/PREDATORS/Pantodon%20Buchholzi%204.jpg)
   
   Generalmente hay dos cosas que tienen en común todos los carnívoros, dientes para sujetar y trocear a sus presas, y grandes cavidades bucales en relación a su tamaño que les permiten ingerir grandes trozos de comida

   La carne se digiere de manera relativamente sencilla por lo que los carnívoros son monogástricos, es decir que tienen un estómago simple (no como los grandes herbívoros). los carnívoros son, en su mayor parte, animales que ingieren con relativa rapidez, es decir, su digestión no empieza en la boca (no suelen poseer encimas digestivas salivares), sino que los alimentos pasan rápidamente al esófago y llegan al estómago. En estos predadores, el esófago es muy corto y está muy reforzado (cubierto de un tejido de aspecto escamoso), dado que en muchos casos, la presa entra viva a dicho conducto desde la parte posterior de la cavidad bucal. El esófago esta formado por tejido estratificado y con pliegues longitudinales (dirección boca-estómago) que permiten la dilatación y contracción de este en función del tamaño de la presa y empujarla con un movimiento denominado peristalsis de la boca hacia el estómago. En muchos casos cuando están ingiriendo trozos pequeños, es posible ver salir a través de las agallas (hendiduras branquiales) fragmentos de alimento.


El estomago de los peces carnívoros es un muy simple, a veces no es mas que un `saco´mas o menos grande que se llena y se vacía de ácido clorhídrico en función de si contiene alimento o no. en este medio ácido es donde realmente se descompone el alimento. El estomago tiene un orificio de entrada y otro de salida, que se abren y cierran en función de necesidad y que evitan que los jugos gástricos salgan fuera. Podemos decir entonces que se trata de un deposito para la comida donde se esteriliza el alimento por el bajo Ph del medio y donde se mezcla la comida con los jugos gástricos. Es en este momento cuando el tejido estomacal comienza a segregar pepsina y comienza la digestión de las proteínas. Del estómago, el alimento parcialmente digerido pasa al intestino delgado, un tubo muscular fino y alargado con una estructura que maximiza el contacto entre la comida y este a fin de poder asimilar mejor el alimento. El intestino es corto en el caso de los carnívoros dado que la asimilación del alimento es mas sencilla y rápida que en los herbívoros. Por último la comida no digerida pasa al recto y es expulsada a través del ano al exterior.





(https://peces.paradais-sphynx.com/wp-content/uploads/2016/09/sistema-digestivo-de-los-peces.jpg)


Esta descripción del sistema digestivo de los carnívoros es importante pues nos enseña que para alimentarlos, el uso de preparados comerciales generalistas no suele ser una buena opción. estos preparados suelen llevar grandes dosis de otros alimentos no asimilables por los carnívoros que los convierten en inútiles para su organismo y donde solo vamos a conseguir generar desechos y algún daño estomacal. En algunos de estos preparados solo el 30-40% del producto es asimilable por los carnívoros, el resto pasa por su tubo digestivo convirtiéndose en desechos.

Los herbívoros:

Los peces herbívoros son aquellos que se alimentan de fuentes vegetales, ya sean plantas, algas o incluso frutas caídas en el agua. un claro ejemplo de pez herbívoro de acuario es el Otocinclus affinis



   Los peces herbívoros son comedores incansables que pasan la mayor parte de su tiempo `pastando´ en busca de alimento. la mayoría de ellos son raspadores que dedican horas a ir `limpiando´la superficie de los objetos a fin de arrancar de ahí las algas incrustadas o a mordisquear los tallos tiernos de las plantas hasta conseguir su dosis de alimento diaria. un ejemplo de herbívoro es el nombrado al principio otocinclus affinis 




   Al contrario que la carne, la materia vegetal se digiere de manera mucho mas compleja. Los herbívoros han sufrido muchas modificaciones en sus bocas, a fin de poder arrancar de las piedras y troncos diferentes tipos de algas en pequeños trozos y de poder `lijar´ hojas y frutas diversas. 




Espectacular imagen donde se ven con total claridad los dientes raspadores que le ayudan a arrancar las algas de los objetos, y la `ventosa´bucal con la que se adhiere.
(https://c1.staticflickr.com/3/2640/3781072569_3a0cb12d5f_b.jpg)

Es por tanto aquí, en la boca de los herbívoros donde esta la primera diferencia. su ingesta es mas lenta, su comida entra en el aparato digestivo en pedazos mas pequeños, lo que facilita su digestión. Sus dientes, en lugar de ser largos y separados para poder atrapar presas de gran tamaño, son de pequeño tamaño, mas romos y se disponen en hileras a poca distancia unos de los otros. Una vez la comida pasa la boca en algunos casos nos podemos encontrar con hileras de dientes faríngeos que ayudan a seguir triturando la comida y la empujan hacia el estómago. Los peces herbívoros son también monogástricos, al igual que los carnívoros pero puede darse el caso de llegar a carecer de un estómago verdadero. En aquellas especies de deben de estar comiendo constantemente, el estomago no es mucho mas que un ensanchamiento del esófago con una o dos curvas que lo comunican con el intestino, cuyo tejido muscular hace de orificio de entrada y salida. En cambio, el intestino delgado, es mucho mas largo que en los carnívoros y omnívoros. A día de hoy no se conoce un vertebrado que haya conseguido producir una enzima capaz de descomponer la celulosa, para superar esto los herbívoros han desarrollado una relación simbiótica con una micro-flora que habita en su intestino y que realiza en parte esta función. Este intestino alargado es necesario para mantener mas tiempo el contacto entre la comida y dicha micro-flora a fin de poder extraer mas alimento de la poco nutritiva comida vegetal. Por último y al igual que en el resto de peces, la comida no aprovechada pasa al recto y es conducida al exterior a través del ano.



Espectacular Tropheus moori ilangi
(http://www.tropical-fish-keeping.com/wp-content/uploads/2015/04/Tropheus-Moorii-Ilangi.2.jpg)

Esta descripción del sistema digestivo de los herbívoros es también muy importante pues nos enseña que alimentarlos con preparados comerciales generalistas es todo un error. estos, los generalistas, suelen llevar buenas dosis de proteína animal y otras sustancias absolutamente inútiles para su organismo y solo vamos a conseguir por un lado desechos y por otro dañar el delicado sistema digestivo del pez pudiendo, en el peor de los casos, a morir.


Los omnívoros:

La tercera pata de esta mesa la forman los omnívoros, la verdad es que aquí englobamos a la gran mayoría de las especies. no sabría cuantificar un porcentaje, pero seguramente de entre las variedades de acuario comunes mas del 80% estén incluidas en este grupo. Los omnívoros son aquellos que son capaces tanto de consumir carne como alimentos vegetales. Dentro de estos los hay con predilección por la comida vegetal como pueden ser comunes mollys, animales que si bien una dieta rica en elementos vegetales les es casi imprescindible para su correcto desarrollo, no desperdiciaran la posibilidad comerse un alevín de guppy si les pasa cerca, o una pequeña gamba.



(https://www.hornbach.de/data/shop/D04/001/780/497/722/9/DV_8_4029076_02_4c_DE_20151127104027.jpg)


   Así mismo también podemos encontrar dentro de este grupo especies como los escalares (Pterophyllun scalare) cuya mayor parte de la dieta esta formada por insectos, crustáceos, gusanos, etc., pero que no escatiman de vez en cuando (especialmente de jóvenes) un brote nuevo de planta o unos guisantes pelados. 
   Dentro de este grupo podemos encontrar una miscelanea de aparatos digestivos, con intestinos mas largos o mas cortos conforme sea la base de su alimentación, es decir, en el caso de los molly (Poecilia shenops), encontramos un pequeño estómago conectado a un largo intestino. En el extremo contrario del grupo encontramos a los Discos o Escalares, donde encontramos estómagos mas grandes y definidos e intestinos mas reducidos, similares a los de los carnívoros.


 

(http://3.bp.blogspot.com/-Hy7XzqWal9g/U762cQHFkPI/AAAAAAAADTI/Mlzacgssql8/s1600/pterophyllum-altum.jpg)


Ahora que ya sabemos distinguir el tipo de dieta de una especie, para darle correctamente de comer debemos de saber como y donde ingiere su alimento. Es muy fácil de entender si nos fijamos en sus bocas. algunos peces como los anteriormente nombrados Molly (Poecilia shenops)o los comunes guppy (Poecilia reticulata) tiene la boca orientada hacia arriba, eso nos indica que se alimentan principalmente en la superficie del agua de alimentos que flotan en ella, en el caso de los guppy son auténticos devoradores de larvas de mosquito y otros insectos.


(https://i.pinimg.com/564x/3f/e2/ae/3fe2ae9f5860cdb789847b057c65b584--guppy-fish-grass.jpg)

Para este tipo de animales es recomendable el uso de alimentos que floten durante algunos segundos/minuto en la superficie de modo que puedan cogerlos cómodamente.
  Otros peces, la gran mayoría son nadadores a media profundidad y tiene la boca orientada al frente. Estos peces, son los que todos dibujábamos de niño, no tienen ningún problema a la hora de comer en superficie, en el fondo o picoteando entra las plantas o el sustrato, son los menos especializados, y posiblemente los mejor adaptados a condiciones cambiantes, ya que se les puede suministrar cualquier tipo de alimento, sea flotante o no. Lo mejor forma para controlar la alimentación, es, como en el caso anterior, una comida que flote durante algunos segundos antes de empezar a hundirse lentamente.
un ejemplo de estos son los comunes tetra neón (Paracheirodon innesi) 

 
(http://www.peceswiki.com/Imagenes/pez-neon.jpg)

o las melanotaenias, como esta Melanotaenia Praecox .


(http://www.dnatecosistemas.es/documentos/productos/Melanotaenia-Praecox.jpg)

Por último, están las especies de fondo, cuya adaptación morfológica consiste en una boca orientada al fondo, ya sea para succionar como en el caso de los loricáridos o para escarbar en el fondo como en las atractivas corydoras o botias. Además, muchas de estas especies han adaptado sus bocas con barbillones de diferente tamaño que les ayudan a la hora de remover el fondo y detectar a sus presas. Estas especies debemos de alimentarlas con comida que caiga rápidamente al fondo y que no se desmenuce con facilidad, si las vemos alimentarse cerca de la superficie suele ser por que no pueden comer en el fondo ni la cantidad ni con la tranquilidad necesaria.


L260 Queen arabesque, Hypancystrus sp.
(http://www.vandeveldesiervissen.nl/wp-content/uploads/2016/03/l260-sample.jpg)


Corydoras Sterbai adultas


Botia Dario (http://www.pezadicto.com/wp-content/uploads/2013/05/Botia-dario.jpg)


    Hasta ahora ya hemos visto dos factores a tener en cuenta a la hora de alimentar a nuestros peces. Primero debemos conocer su dieta,  Si son carnívoros, herbívoros u omnívoros y segundo la orientación de su boca, para saber si son comedores de superficie, fondo o aguas medias. Pero existen más factores que nos ayudan a sabe que es exactamente lo que debemos de darles. 
   Otro factor es el tamaño de la comida. Esta dependerá totalmente del tamaño del pez y de su boca, es decir los trozos de comida para un escalar (Pterophyllum scalare) adulto de 15 cm son exagerados para un pequeño tetra neón (paracheirodon innesi) de 4 cm aunque se trate del mismo alimento. En el caso de los carnívoros y omnívoros, deberemos de prestar atención a esto pues engullen el alimento rápidamente. si damos trozos demasiado grandes, los peces se ven obligados a picotearlo hasta fragmentarlo en trozos menores que puedan ingerir. Esto que en determinadas ocasiones es bueno, puede hacer que en acuarios con animales de movimientos rápidos comiendo como algunos ciprínidos y carácidos, parte de los habitantes del acuario se queden sin comer. En el sentido opuesto se da el caso de animales que han muerto o han sido atendidos por que trozos de comida demasiado grandes se les han quedado atascados en la boca y no podían ni tragar ni escupir, esto suele ocurrir especialmente en peces que pueden desdoblar su mandíbula


.

(http://www.borstein.info/webpics/Central/Petenia_splendida/petenia_splendida_choke.jpg)
  .
   Con estos tres parámetros, tipo de dieta, tipo de boca y tamaño ya podemos proceder a alimentar a nuestro peces, buscando aquello que mas les conviene. la mayor dificultad siempre reside en los acuarios comunitarios, donde la dieta debe de ser muy variada, y el diferente tipo de alimento debe de ser suministrado tratando que llegue a todos sus habitantes. Aquí el problema suele se más la sobre-alimentación, que la calidad de esta.

   Tipos de alimentos para acuario:

   Se puede decir que la lista es extensa, son muchos los alimentos naturales que podemos dar a nuestros peces, pero yo lo dividiría en tres grupos: alimento vivo, congelado o seco.
   El alimento vivo es fácil de reconocer, es alimento natural, como pulgas de agua vivas para unos o trozos de pepino para otros. Entre los aficionados siempre se han criado artemias, tubifex, pulgas de agua o gusanos grindal para alimentar a nuestros peces. estos son un preciado manjar cuando se suelta en el acuario y hace la delicia de la gran mayoría de los peces. se trata de comidas altamente nutritivas que ademas despiertan la parte predadora de todo carnívoro u omnívoro. Para los peces herbívoros y muchos omnívoros, trozos de calabacín, pepino, brócoli... y otros tantos son manjares exquisitos llenos de vitaminas. En este caso hemos de tener en cuenta dos cosas. Los consumidores de estos alimentos, son generalmente más lento comiendo por lo que deberemos de mantener estos fragmentos de comida por mas tiempo sumergida. a veces es difícil pues suelen flotar, así que un rápido hervido y algo que pese para anclarlo al sustrato nos ayudara a que permanezca hundido y fijo. Lo único a tener en cuenta en este caso es que deberemos de retirar el trozo sobrante pasada una hora, para evitar que se descomponga dentro del acuario.


(https://i.ytimg.com/vi/VlL9o1h1UVE/hqdefault.jpg)

El alimento congelado suele utilizarse como sustitutivo del alimento vivo. Mantiene una alta calidad como alimento y es muy bien aceptado por los peces. En este grupo encontramos los mismos animales que podríamos dar vivos como daphnias, larvas de mosquito, tubifex, gammarus, krill...fáciles de encontrar en comercios especializados y empaquetados en pequeñas porciones. Por otro lado también están las papillas. Estas son preparados comerciales o caseros donde se mezclan grupos de alimentos que van dirigidos a una determinada especie o grupo de estas con requerimientos comunes. Por tanto se pueden encontrar papillas especificas para discos, para herbívoros, mixtas etc. en Internet hay muchos tutoriales de como elaborarlas y en los comercios también pueden encontrarse. Aquí hemos de tener en cuenta dos cosas, primero que las papillas y alimentos congelados comerciales suelen llevar una alta dosis de fosfatos (PO4) en su composición, por ello es recomendable controlar este parámetro a fin de evitar explosiones de algas indeseadas y dependiendo del alimento este se puede disolver en un poco de agua y retirar de ahí lo útil, por ejemplo en el caso de las larvas de mosquito, de esa forma lavaremos el producto evitando introducir el indeseado fosfato (PO4). Segundo que usando papillas es muy fácil sobre-alimentar a nuestros peces, por lo que deberemos de controlar la cantidad de nitratos (NO3) acumulados y estar atentos a los cambios de agua.


(https://nioo.knaw.nl/sites/default/files/downloads/watervlo-Paul-Hebert.jpg)

   El alimento seco es el mas común y el más utilizado. Es fácil de adquirir, asequible, cómodo de usar, dura mucho tiempo y hay una gran cantidad de tipos y tamaños. Las grandes marcas comerciales tienen un departamento específico que se encarga de estudiar las necesidades básicas de los peces para diseñar alimentos equilibrados y válidos para las gran mayoría de especies., Por otro lado también desarrollan alimentaciones específicas para especies concretas, discos, comidas especificas para herbívoros, para grandes carnívoros, para peces de fondo... un abanico enorme donde poder elegir pero donde debemos de mirar exactamente lo que necesitamos a fin de no equivocarnos. Como ejemplo decir que no todas las pastillas para peces de fondo que se venden son vegetales, por lo que deberemos de mirar su composición si solo disponemos de loricáridos, o corydoras, o botias, o un poco de todo, a fin de no dejar alguna especie con alimentación deficitaria. 
   Un punto importante sobre la comida seca es que nunca, repito nunca se debe suministrar sin humedecer antes. la dosis de comida seca debe de ponerse en un pequeño bote con agua del acuario durante un minuto al menos, a fin de que se hinche de agua y se ablande, si no lo hacemos, corremos el riesgo de que ese `hinchado´ se produzca dentro del pez causando graves problemas. este problema se produce tanto con escamas como con gránulos, pero en estos últimos es mucho más importante.

   Un ejemplo es el Tetramin, una de las comidas generalistas en escamas mas antiguas  que hoy día sigue siendo puntera en ventas. Particularmente no me gusta el uso de escamas por que son mas difíciles de retirar si te pasas de la dosis. además se deshacen antes y me dan la impresión de ensuciar el agua .
(https://images.esellerpro.com/3164/I/607/8/TEA105_tetramin_new.jpeg)


   Este es otro ejemplo de Comida de calidad pero en versión grano. La marca tiene dos tallas de grano en comidas generalistas en función del tamaño de nuestros peces (S y M)  y tallas especiales para discos o grandes Cíclidos.



(http://www.aquatic-nature.be/2eng_tropicalfishfood.html)


Dosificación:
   
   Esta es sin lugar a dudas la pregunta mas repetida entre los aficionados. ¿cuanta cantidad?, es difícil calcular la cantidad, pues cada acuario necesitará de una diferente, y ese mismo acuario dependiendo de la actividad de sus peces necesitara cantidades diferentes. Hay una norma general que dice que se debe de alimentar de media, entre dos y tres veces al día a nuestros peces y que la cantidad de comida que echemos debe de ser consumida en menos de dos minutos. Si la comida que hemos echado supera ese tiempo dando vueltas por el acuario deberemos de sacarla para evitar que se descomponga dentro generando desechos. Particularmente me parece demasiada cantidad para algunas especies y pocas veces, en numero para otras. 
  Si nuestro acuario cuenta con especies carnívoras y/u omnívoras, alimentarlas dos veces al día puede ser suficiente si no estamos llevando un esquema de engorde como se hace con los discos (symphysodon aequifasciatus), pero la cantidad de comida debe de cumplir dos condiciones, llegar a todos y ser consumida en poco mas de un minuto. si hemos echado demasiada deberemos de retirarla con cuidado. ademas, en el caso de tener animales de fondo debemos de asegurarnos de que la comida les llega de manera correcta.
   Si en cambio nuestro acuario cuenta con herbívoros o con especies de pequeño tamaño como Tetras o rásboras en cardumen, lo ideal es alimentar de tres a cuatro veces al día en cantidades menores. Con que lo consuman en 30-40 segundos es suficiente. aquí, al igual que en cualquier acuario, se debe prestar atención especial a los animales de fondo y debemos asegurarnos de que están comiendo correctamente.
   Una nota importante es que en aquellos acuarios que estén destinados a loricáridos o especies vegetarianas estrictas, es necesario dejar que el acuario envejezca y se forme una fina capa de alga por algunas superficies para asegurar la alimentación de estos. En algunos casos esta comida se vuelve fundamental si no queremos perder nuestros ejemplares. No se deberían de introducir este tipo de animales en acuarios nuevos a no ser que se sea muy estricto y meticuloso a la hora de la alimentación.
   Como curiosidad indicar que un Tetra neón (Paracheirodon innesi) pesa del orden de 1 gramo, que un platy (xiphophorus maculatus/variatus) anda en torno a los 2-2,5 gramos y un barbo de Sumatra (puntigrus tetrazona) en torno a los 3 gramos. Supongamos un acuario de 60 litros con un cardumen de 15 neones. Vamos a ser generosos y que diariamente se coman un 20% de su peso corporal, es decir 3 gramos de comida diaria, divididos en 3 tomas es un solo gramo por toma.....esto nos da una idea de las cantidades con las que debemos de movernos.

   Al final de todo siempre hay un sistema que nos dice si estamos alimentando en exceso o no. si la población del acuario esta calculada correctamente y los filtros bien dimensionados, la cantidad de desechos que se acumulan en el fondo así como la tasa de nitratos (NO3) que se acumulan semanalmente en nuestro acuario nos dirán la realidad. si pasados 7 días la tasa de nitratos (NO3) supera los 5 mg/litro cada semana, es indicador de que se esta alimentando en exceso. El nitrato (NO3) es el resultado final del ciclo del nitrógeno del agua, hemos de ser conscientes que lo único que entra en el tanque es comida y agua de renovación. Si nuestro agua de cambio no contiene nitratos(NO3), lo que lo produce es el metabolismo de los peces a través de la alimentación, alimentación que pasa el digestivo y se acumula en forma de desechos, por lo que si reducimos la alimentación, reducimos los desechos y la salubridad del acuario, que es aun más importante que una asidua alimentación. Otra forma común de controlar esto es mediante un día de ayuno a la semana, pero considero mejor reducir la cantidad que eliminar un día de comida.

   Como resumen se podría decir que lo ideal es poder alimentar a nuestros peces con comida viva y natural, asemejando su alimentación a la que recibirían en el medio natural. Como sabemos que eso es difícil podemos sustituir comidas por alimento congelado y alimento seco, Pero debemos ser conscientes que la alimentación cuanto más nos decantemos por el seco, mas pobre será.

   No estamos engordando animales para consumo, los peces deben de estar fuertes, pero no hinchados como balones. Los peces no controlan muy bien la saciedad, nunca están llenos, pero su aparato digestivo deja de absorber nutrientes y directamente los excretan generando desechos. En general es mejor reducir la cantidad de comida, a poner en riesgo el equilibrio del tanque. Es muy, muy, muy raro, el caso de alguien que cause problemas por falta de alimentación en un acuario. En cambio es muy, muy, muy común, grandes mortandades por exceso de alimento que causan insalubridad.



viernes, 6 de octubre de 2017

Las algas en el acuario.

   Desde que un desconocido montó el primer acuario hace ya unos cuantos `años´, hasta la fecha de hoy, todo en la acuariofilia ha ido cambiando, evolucionando hacia lo que hoy conocemos. Todo, incluso hemos prescindido del agua (no toda) y podemos ver acuarios secos para iniciar algún paisaje. Sin embargo hay algo que siempre ha sido común, un pequeño organismo que aparece  a nuestro pesar y nos ha derrotado en múltiples batallas a todos, desde novatos a expertos. Todos hemos convivido, convivimos y en el futuro tendremos que convivir con este enemigo, las algas, esas pequeñas `invitadas´ de colores diversos que cubren cristales, plantas y decoración, que afean nuestras instalaciones, y que en muchas ocasiones acaban por cabrearnos y consiguen que desmontemos el acuario.
   ¿Pero que son las algas?, si tiramos de definición pura  como la que podemos encontrar en wikipedia Un alga es un organismo con capacidad de realizar la fotosíntesis oxigénica y obtener el carbono orgánico con la energía de la luz del Sol, diferente de una  planta terrestre. Casi siempre viven en un medio acuático y pueden ser unicelulares o pluricelulares”. La definición habla de fotosíntesis oxigénica, porque existen organismos que realizan una fotosíntesis anoxigénica, cuya principal diferencia, aunque hay más, es que al final de la misma no se produce oxígeno (O2).
   Lo primero que debemos entender es el concepto de la fotosíntesis, y esta no es más que el proceso por el cual algas y plantas transforman la materia inorgánica en materia orgánica utilizando como energía la luz. Este en apariencia simple proceso, es la razón por la que existe la vida en nuestro planeta, tanto sobre el agua, gracias al trabajo de las plantas terrestres, como bajo el agua gracias a la acción de algas y de grupos de bacterias. También decir como dato curioso, que se han encontrado animales que producen fotosíntesis por medio, eso sí, de una relación simbiótica con un alga, como la salamandra Ambystoma maculatum.
¿Algas indeseadas?
   No siempre las algas son indeseadas, en agua dulce, que es donde nos centramos aquí, existen muchos animales que se alimentan de ellas. Todos conocemos Loricáridos como los Otocinclus, Plecostomus, Farlowellas o Esturisomas, vivíparos como los mollys, cíclidos como los mbunas del lago Malawi, muchas especies de caracoles (ampullaria, melanoides, neritina, vittina..) y gambas (Carydina y Neocarydina), que se alimentan de ellas con avidez. Así mismo el resto de especies utilizan las zonas cubiertas por estas algas para alimentarse de la gran cantidad de microorganismos que se generan  en su entorno.
   En el mantenimiento de las especies comedoras de algas, la presencia de algas, se convierte en algo muy deseado, tanto que algunas especies pueden llegar a morir sin su presencia, de ahí que ciertas especies de loricáridos no sean recomendables en acuarios jóvenes. El problema reside en que al intentar cultivar estos organismos, como determinadas Clorófitas. Estas suelen venir asociadas a otras especies de algas, con requerimientos muy similares, que son mucho menos interesantes, que afean el aspecto general y que acaban por “desbordar” nuestro control llevándonos al desmontaje para poder realizar una limpieza profunda. En este tipo de instalaciones es mejor prescindir de cualquier vegetación ya que esta va a ser atacada por las algas impidiendo su desarrollo y afeando el aspecto general del tanque. En cambio la ausencia de ellas hará resaltar la presencia de las algas, que podremos tratar de controlar mediante ciclos horarios cortos y abundantes cambios de agua.



(Sustrato cubierto por algas filamentosas en un acuario plantado por un exceso de PO4)

Tipos de algas:
  Cuando comenzamos como aficionados, tendemos a pensar que todas las algas son iguales, pero nada más lejos de la realidad.  De hecho esa diversidad es la que nos va a ayudar a su erradicación. Al igual que las plantas, los diferentes grupos de algas tienen predilección por determinados nutrientes, y es en presencia de estos donde se desarrollan en mayor número. Este dato, va a ser nuestra principal fuente de información a la hora de poder luchar contra ellas.  Por otra parte, su presencia es un marcador  que indica que se ha producido un desequilibrio de nutrientes, algo fundamental en acuarios plantados.
  En este artículo voy a hablar solo de las algas que podemos encontrarnos en agua dulce, sin centrarme demasiado en dar explicaciones de cómo se organizan en familias, grupos, subgrupos etc., sino en dar una visión general de aquellas que casi con toda seguridad antes o después vamos a encontrarnos. Además, para poder completar la información, aquí incluyo a las Cianobacterias conocidas como algas verde azuladas, que evidentemente no son algas, son bacterias, pero que son relativamente frecuentes dentro de nuestros acuarios.

(Hojas de Cryptocoryne  wendtii green cubiertas de algas burbujeando)
    Comúnmente dividimos los diferentes grupos de algas en función de su color y su forma, algas verdes, rojas, filamentosas, pincel…etc., Las algas son vegetales que no poseen ni tallo si raíces, ni hojas, ni tejidos vasculares y deben su coloración a diversos pigmentos como la clorofila (tipos a, b y c de color verde), la Ficoeritrina (de color rojo), la Ficocianina (de color azul), la Flucoxantina (de color marrón –parduzco), los carotenos (color anaranjado)…etc. Esta variedad cromática es la que en principio se usa como referencia para identificar los diferentes tipos de algas:
Algas verdes (Clorófitas- Chlorophyta).
Algas verde-azuladas (Cianófitas-cianobactérias-Cyanobacteria).
Algas rojas (Rodófitas-Rhodophyta).
Algas doradas (Crisófitas-Chrysophyta).
Algas verde-amarillentas (Xantófilas-Xanthophyta).
Algas Pardas (Feófitas-Pheophyta).

   Evidentemente, para poder hacer una correcta clasificación hacen falta otras características, muchas de ellas no observables a simple vista, como puede ser la presencia o ausencia de células flageladas, los tipos de división celular etc., lejos de nuestro alcance y medios.
Algas verdes, Clorófitas:
   1.1-Agua verde: Se trata de algas unicelulares, principalmente Volvox que en lugar de fijarse en algún sustrato nadan libremente. El resultado es un agua totalmente verdosa, que absorbe toda la luz que incide desde arriba. Es muy fácil de reconocer y se suele dar en acuarios expuestos al sol o con alta intensidad lumínica unidos a altas concentraciones de NO3 y PO4. Suele aparecer en acuarios maduros con gran cantidad de peces donde los desechos de metabolismo de los mismos así como la comida no ingerida dejan grandes cantidades de nitratos y fosfatos, o en acuarios plantados jóvenes con sustratos nutritivos muy cargados. Cuando este “caldo” es sometido a la luz solar o a luces intensas y a altas temperaturas, el resultado es la rápida proliferación de estas unicelulares que en horas se abran multiplicado dando lugar a un agua de color verde intenso. Es también muy común verlas en estanques de jardín al llegar la época más cálida del año. Durante esos días la actividad de los peces a aumentado y con ella sus necesidades de alimentación. Si no evitamos mediante cambios de agua, o una masa vegetal importante la acumulación de NO3 y PO4, el calor y la luz del verano suelen dar lugar a la aparición de este fenómeno.

(http://thefishdoctor.co.uk/wp-content/uploads/2015/01/algae-pea-soup-effect.jpg)
   La erradicación de este tipo de agua es sencilla, basta con hacer un cambio de agua importante, de más del 50% y tapar el acuario de toda luz y claridad durante 72 horas. Transcurrido ese tiempo, cuando volvamos a descubrir el acuario veremos que la sopa verde ha desaparecido. No obstante volveremos a realizar un buen cambio de agua sifonando con cuidado el fondo para retirar todo lo precipitado. Cabe destacar que si volvemos al mantenimiento anterior que había acumulado una gran cantidad de materia de desecho, podemos volver a sufrir de nuevo otro episodio de agua verde.
   Otra forma de erradicar esta alga es mediante el uso de lámparas germicidas UV o de los modernos sistemas de electrolisis. La inclusión de estos sistemas en la maquinaria del acuario ayudará a mantener a raya este tipo de alga, además de eliminar las esporas de otras algas.
   Existe una tercera forma mediante el uso de preparados comerciales que en 24 horas consiguen destruir el alga, esta cae al fondo del acuario y debe de ser retirada mediante un concienzudo sifonado y cambio de agua posterior. Particularmente prefiero evitar el uso de productos químicos tan agresivos. En el caso de acuarios plantados este tercer sistema debe de ser descartado dado que ciertas plantas y musgos se verán igual afectados y muriendo.
   Es importante al hablar del agua verde, hablar sobre las Euglena, se trata de otra alga unicelular que posee dos flagelos, uno largo que usa para desplazarse y otro más pequeño que usa en su alimentación. Las Euglena son cultivadas para la alimentación de crustáceos y alevines, siendo muy fáciles d encontrar en estaques exteriores pero difícil de hallar en acuarios. Como las Volvox, son indicadores de aguas con un alto contenido de materia orgánica, y si bien no son perjudiciales para los peces, si afean el conjunto por lo que deben de ser eliminadas. Además la presencia de cualquiera de ellas nos informa de que nuestra rutina de limpieza es insuficiente para la cantidad de desechos que genera el acuario por lo que deberemos de reducir los intervalos entre cambios de agua, aumentar el porcentaje de agua en los cambios y reducir la alimentación.
   1.2-Algas punto: Podemos decir que esta alga aparece siempre en los acuarios, es prácticamente imposible encontrar un acuario sin vestigio de ella. Se trata de algas unicelulares que colonizan cualquier sustrato que encuentran, rocas, troncos, cristales, mangueras del filtro, plantas etc., formando pequeños puntos rígidos de color verde que llegan a unirse invadiendo áreas y que no pueden ser retirados con los dedos. Pueden ser fijas o móviles y dependiendo del tipo de asentamiento son más o menos fáciles de controlar. Se trata de un alga que aparece cuando la cantidad de NO3 del medio es más alta de lo normal en proporción a la de los fosfatos.  Es muy fácil de ver en las baterías de los comercios y en acuarios sin plantas o con poca cantidad de estas pues no tiene competidoras en su alimentación.
    En acuarios estables, su aparición indica que la tasa de NO3 está subiendo y por lo tanto las medidas a tomar son muy básicas, reducción de la alimentación y aumento de los cambios de agua. Si las algas persisten en el tiempo es necesario realizar un buen sifonado del fondo para retirar  los posibles focos de materia orgánica  acumulados debajo de rocas y troncos. Una vez restablecido el equilibrio en el agua, el desarrollo del alga se detiene por completo.
   Es difícil hacer desaparecer las colonias ya establecidas incluso de forma manual, mediante rasca vidrios en los cristales, cepillos para rocas y maderas o retirando las hojas dañadas. Es un alga muy fácil de ver en plantas como las Anubia, dado que son de crecimiento muy lento y les resulta fácil instalarse en ellas.
   La presencia de cualquier especie de Loricárido comedor de algas ayuda a su control, además  especies como los Otocinclus affinis, gyrinocheilus aymonieri o los Crossocheilus siamensis  (zorro volador) son voraces comedoras de este tipo de alga y su comportamiento como pastadores en continuo movimiento ayuda a que no proliferen. Otros animales como los caracoles las especies Neritina sp y Vittina semiconica son grandes consumidores de algas punto.
    En algunos casos, especialmente en acuarios muy plantados puede darse en presencia de tasas muy bajas de NO3. De ser así conviene comprobar la cantidad de PO4 disponible, ya que la ausencia de este suele ser la respuesta en tales situaciones. En este caso concreto la adición de una pequeña cantidad de PO4 para llegar a 0.5 ó 1mg/l ayudará a las plantas a reactivar el consumo de NO3 y a restablecer la situación.

(Otocinclus affinis alimentándose de algas punto sobre una hoja de Anubias barteri)
      1.3-Algas filamentosas: Denominamos algas  a un numeroso grupo de algas caracterizado por tener forma de “pelos” (filamentos). Para poder hacer una identificación precisa deberíamos de poder utilizar un microscopio para verificar si dichos filamentos son simples o ramificados y si son ramificados deberíamos de comprobar el tipo de ramificación para poder identificar con exactitud. Evidentemente, a nivel particular no vamos a hacer nada de esto, y tampoco nos es imprescindible. A nivel doméstico es suficiente saber que son un tipo de algas que van del color verde claro, al verde oliva y que su apariencia puede variar desde frágiles filamentos de vaporoso aspecto a cortos filamentos de aspecto áspero y duro que se producen por un aumento de la cantidad de PO4 disponible en el medio. El exceso de este tiene como consecuencia la rápida proliferación de las algas. Este suele ser producido por la comida de los peces o por el uso de reductores de Ph a base de ácido orto-fosfórico.
   En cualquiera de los casos el método para su eliminación es la reducción de la cantidad de PO4 disponible mediante una serie de cambios de agua continuos durante 4 o 5 días, además de la eliminación manual de toda aquella alga que podamos  (rocas, madera, cristales etc.) una vez hecho esto debemos de valorar la cantidad de comida que echamos al agua, ya que casi con toda seguridad nos estemos excediendo en ello. Si esta cantidad es adecuada para los peces, quiere decir que tenemos una población excesiva y o bien aumentamos la frecuencia y cantidad de los cambios de agua o reducimos la población del tanque (si hacemos ambas cosas mejor). El alga restante desaparecerá poco a poco, especialmente en acuarios plantados.
   Además del aumento de la cantidad y volumen de los cambios de agua, la reducción de los ciclos de luz y de la intensidad de la misma es también recomendable en aquellos acuarios con poca vegetación.
   Algunas como las chladophoras o las Spyrogira son terriblemente difíciles de erradicar una vez establecidas, tienen la capacidad de anclarse muy fuerte y son difíciles de quitar manualmente. Además se trata de un alga muy adaptada que se reproduce con mucha velocidad pudiendo en pocos días cubrir totalmente un acuario
   Como en el caso de las algas punto, esta puede aparecer en acuarios plantados aun cuando la tasa de PO4 sea correcta, en torno a 1mg/l. en este caso deberemos de verificar la tasa de NO3 disponible. Generalmente en este caso la tasa de NO3 suele ser 0, es decir no hay NO3 en el medio y eso favorece a este tipo de alga. Añadir nitrato potásico (KNO3) hasta alcanzar unos valores entorno a 10mg/l restablecerá el consumo de las plantas y el equilibrio se restablecerá.

(Alga filamentosa sobre Cryptocoryne Wendtii Brown)
   Este tipo de alga no es consumida por una gran variedad de especies, solamente cuando los filamentos son pequeños y tiernos, desde los mollys a las velíferas, son buenos comedores de este tipo de algas, pero especialmente lo son las especies de Carydina. Estas pequeñas gambas son autenticas depredadoras de estas algas, especialmente en sus primeros estadios.

Cianobacterias o algas verde-azuladas:
   Estamos en presencia de bacterias, no de algas, pero debido a su apariencia y comportamiento, y a que son más comunes de lo que nos gustaría, están incluidas en este resumen.  Las cianobacterias son unicelulares y pueden vivir tanto aisladas como formando compactas colonias. Este segundo caso es el que nos interesa, se trata de grandes grupos de bacterias que forman una especie de malla y recubiertas por estructuras mucilaginosas (viscosas) de protección. Son fotosintéticas y como ya hemos comentado antes deben su color verde-azulado a la clorofila (verde) y a la ficobilina (azul). Generalmente se trata de bacterias autótrofas, es decir que elaboran su propia materia orgánica a partir de materia inorgánica pero puede darse el caso de que se comporten como heterótrofas y no realizar la fotosíntesis, de ahí que un simple apagón no erradica su presencia.
   Se trata de organismos que proliferan bien en condiciones de baja tasa de NO3, debido a dos factores, primero a que son malas competidoras por el PO4 y en tasas bajas de NO3 las plantas reducen su consumo, y segundo porque son capaces de fijar N2 transformándolo de forma inorgánica a orgánica.  Además proliferan en lugares con baja tasa de O2. En acuarios con un potencial redox alto es difícil que proliferen a no ser que encontremos unas tasas de NO3 cercanas a cero y altas concentraciones de PO4.

(http://www.plantsnshrimps.com/wp-content/uploads/2015/05/cianobacteria2.jpg)
   Para los aficionados son  un autentico quebradero de cabeza muy difícil de erradicar de manera tradicional ya que cubren amplias superficies y plantas y que una vez establecidas están extremadamente adaptadas por lo que los cambios en el medio deben de ser muy radicales para su eliminación. Además algunas especies pueden producir toxinas que afectan al resto de habitantes del acuario y producen un olor característico muy desagradable.
   Para su erradicación no hay peces que se las coman, pero seguir una serie de recomendaciones ayuda a restablecer las condiciones óptimas que evitan su proliferación como el aumento de la circulación de agua evitando las zonas muertas, o el aumento hasta 5-10 ppm de la tasa de NO3. Dependiendo de la variedad el oscurecimiento durante 3 o 4 días puede dar buen o mal resultado por lo que pese a no ser infalible, no es mala solución.
   La solución más rápida es el uso de eritromicina. Esta elimina de raíz las cianobacterias, pero debemos de saber que también eliminara una gran cantidad de bacterias del filtro y del sustrato y afectara a peces, plantas e invertebrados, pudiendo provocar la muerte de alguno de estos últimos e incluso la aparición de cepas resistentes.
   El uso de agua oxigenada (H2O2) si bien puede erradicar su presencia no es muy recomendable, dado que no arreglaremos el problema que ha provocado su aparición, por lo que estamos de nuevo condenados a sufrir su ataque y generalmente en el mismo sito.
 Algas rojas Rodófitas:
    Dos son dentro de este grupo de unas 7000, las que a nosotros nos van a afectar principalmente, y ambas de igual manera, las algas barba  y las algas pincel. Se trata de algas de color rojizo o pardo rojizo, provocado por la presencia de carotenoides que enmascaran la presencia de clorofila tipo a. Son algas de aspecto y tacto duro, muy difíciles de erradicar manualmente y que prácticamente ningún pez, gamba o caracol se come. Su aparición está ligada siempre a tres factores: Desechos, luz y micros.
        1-Acuarios con una gran cantidad de materia orgánica en el agua, generalmente tanto los NO3 como los PO4 están por encima de lo recomendado. Suelen ser acuarios poco plantados y muy poblados, donde se añade mucha cantidad de comida y los cambios de agua son insuficientes.
         2-acuarios con poca iluminación o iluminaciones muy gastadas, se trata de organismos que son capaces de aprovechar aquellas longitudes de onda que las plantas no aprovechan. Además son expertas en el aprovechamiento de aquellas longitudes que mas profundizan en el agua por lo que la instalación de luces azules es una invitación a que aparezcan.
         3-aparecen siempre en presencia alta de micro-nutrientes. Las algas pincel siempre aparecen cuando la tasa de Fe (hierro)  en la columna de agua o la concentración de Fe precipitado en el fondo aunque no detectable por los test comunes es alta. Su aparición indica la presencia de Fe, es por eso que son comunes en acuarios donde se utilizan abonos comerciales de baja calidad muy ricos en estos elementos.
        4-Existe también una corriente que determina que esta salgas pueden aparecer en casos de bajas concentraciones de CO2 en el agua. Particularmente no he conocido ningún caso, pero si es cierto que son difíciles de ver en acuarios donde se añade CO2.
   La forma de erradicación es compleja, la limpieza manual de las zonas afectadas suele ser la única solución. Además se debe de corregir la iluminación, suprimir el abonado con micros, mejorar la calidad del medio y realizar muchos cambios de agua durante un periodo de dos semanas a fin de lavar el sustrato de posibles acumulaciones de micros. Es un proceso lento, pero la proliferación de este tipo de alga tampoco es rápida, por lo que al os primeros síntomas se puede reaccionar con margen.


En esta imagen de la web de JBL se pueden apreciar varios tipos de algas sobre una misma hoja. Las algas de color oscuro, que simulan la punta de un pincel, son las que nos ocupan.


   En esta segunda imagen se aprecia un buen ejemplo de algas barba sobre una hoja de Vallisneria.  Se trata de algas de aspecto filamentoso, de tonos rojizos o pardos y aspecto duro. Son difíciles de quitar manualmente y lo mejor que podemos hacer es retirarlas tan pronto como veamos que aparecen. Para eliminarlas se debe de seguir el mismo sistema que con las algas pincel, aunque hemos de decir que estas son más fáciles de erradicar.
  
Algas doradas Crisófitas y Algas verde-amarillentas Xantófilas:
   Realmente la aparición de estas pese a darse de manera común no tienen particularidad alguna pues se comportan igual que las algas verdes en sus diversas formas. Al igual que ellas pueden presentarse de forma aislada o en colonias, algunas muy complejas. Suelen ser más frecuentes en agua fría, y tienden a semejarse a las algas punto y filamentosas, erradicándose de la misma manera. Un aumento de la temperatura de 4-5 grados en el caso de acuarios de agua fría ayuda a su erradicación.
Algas Pardas Feófitas:
   En este grupo, vamos a centrarnos en la que seguramente será nuestro primer alga, las diatomeas. Clasificarlas es casi imposible porque se trata de un grupo con más de 20.000 especies diferentes, pero que para nuestra suerte, tienden a comportarse todas de manera muy similar.
  Se trata de algas unicelulares que pueden ser tanto fijas como móviles. Las móviles suelen ser parte del fitoplancton, mientras que las fijas tiendes a recubrir cualquier superficie que encuentran. Suelen aparecer en acuarios jóvenes en proceso de ciclado y maduración recubriendo prácticamente toda superficie en poco tiempo. Son de estructura débil y se eliminan con facilidad con la mano o cualquier otro objeto. En acuarios nuevos con sustratos nutritivos  debemos de tener una rutina casi diaria de cambios de agua durante las dos primeras semanas si queremos controlar su aparición. De no hacerlo el exceso de materia orgánica y la ausencia de competidores hace del acuario un lugar ideal para desarrollarse.

 
(http://foro.acuarios.es/attachments/area-general-marino/20776d1251218410-presentar-mi-acuario-preguntilla-25082009038.jpg) (La imagen es de un acuario marino, pero el ejemplo de desarrollo del alga es muy gráfico.)

   La parte positiva es que una vez establecido el ciclo del acuario, las diatomeas tienden a desaparecer igual que llegaron, dejando las superficies colonizadas limpias de nuevo.
   Únicamente en presencia alta de silicatos pueden volverse resistentes, esto es más común en agua salada, pero no hemos de alarmarnos, se trata de un alga de ciclo corto, de unos pocos días, como mucho dos semanas que según se vaya estabilizando el acuario desaparecerá por sí sola, y solo en el caso de sustratos nutritivos, deberemos de ayudarnos de una rutina de cambios de agua para ayudar a estabilizar el proceso. 
Recomendaciones básicas para el control de las algas:
    Queramos o no, las algas van a hacer acto de presencia en nuestro acuario. Pero solo se van a convertir en un problema cuando su población crezca en exceso. Viendo en conjunto todo artículo, nos percatamos de que las algas necesitan lo mismo que las plantas, es decir , luz, CO2 como fuente de carbono, nitratos (NO3), fosfatos (PO4), Hierro (Fe) y el resto de micro-nutrientes. Por tanto podríamos razonar que las plantas y las algas son competencia directa por los mismos recursos.                                                                   
En un acuario bien plantado, sin necesidad de llegar a grandes plantaciones como en los “acuarios holandeses” o los “nature aquarium”, su aparición es complicada si hacemos las cosas bien, pues las plantas compiten por los mismos recursos, y una vez establecido el equilibrio en el medio, las algas tienden a verse desplazadas debido a la mayor eficiencia de las plantas en la gestión de la luz, el CO2 y los nutrientes. Sin embargo no podemos pretender que no aparezcan, es más en muchas ocasiones aparecerán varios tipos de algas a la vez, lo que complicará nuestro juicio.
   Sabiendo esto, lo primero que tenemos que hacer es reconocerla, o al menos saber en qué grupo podemos meterlas. Esto nos determinara la forma de actuar en cada caso. Después siempre es necesario un poco de química, tenemos que analizar datos básicos como NO3 yPO4 así como comprobar la cantidad de materia orgánica que tenemos en el fondo. Teniendo estos datos y habiendo identificado el tipo de algas, es solo cuestión de actuar en consecuencia y no ponerse nervioso. En acuariofilia, tratar de hacer muchas cosas a la vez es sinónimo de fracaso.
  Varias normas son comunes para eliminar algas.
-       Cambios de agua de más del 30% mínimo cada 2 o 3 días. Durante un tiempo de mínimo dos semanas.
-       Eliminar de forma mecánica todas las algas que podamos en el momento de los cambios de agua.
-       Siempre que sea posible, sifonar el fondo del acuario a fin de retirar toda la materia orgánica acumulada en él.
-       Eliminar todas aquellas hojas de plantas totalmente invadidas pues es difícil regenerar ese tejido y ayudamos a la planta a centrarse en las zonas sanas. Si se trata de plantas de tallo, recortar los tallos por debajo de la zona de algas par que vuelva a salir con fuerza.
-       Reducción de la alimentación durante un tiempo prudencial. Este tiempo varía en cada caso pero debe de ser al menos de un par de semanas. Con esto lo que conseguimos es frenar la entrada de Materia orgánica que después a través del metabolismo de los peces va a terminar en NO3, PO4, fenoles, y demás subproductos.
-       Reducción del fotoperiodo al menos un 25% durante un periodo de al menos 2 semanas.
-       Eliminar el abonado de Fe y micros durante al menos 4 semanas. Hemos de pensar que añadir Fe altera la presencia y disponibilidad de PO4 por ser elementos casi antagónicos.
-       En caso de que el acuario contenga animales de gran tamaño, debemos de valorar si el acuario es adecuado para ese pez. Hemos de tener en cuenta que (según mi criterio-experiencia) un animal de más del 10% en cm del total de litros del acuario, es demasiado grande para un desarrollo correcto. Casos aparte en acuarios hospital, urnas de cría etc. es decir, un acuario de 100 litros no debería de tener animales que de adulto superen los 10cm, o un acuario de 60 litros no debería de contener animales de más de 6cm.
-       En caso de tener varios tipos de algas al mismo tiempo, tenemos que valorar cual es la que queremos eliminar primero, ya que muchas veces, el tratamiento a aplicar es antagónico entre ellas. Y después, trataremos la otra.
-       Control periódico de los valores químicos del agua cada 2 o 3 días para valorar la evolución.
    Independientemente de todas estas medidas, lo mas importantes es la previsión, el mantenimiento del acuario es la base fundamental para que las algas no hagan acto de presencia. De nada sirve esforzarse en eliminar un alga determinada si una vez conseguido volvemos a nuestra rutina de trabajo anterior, que fue la causante de la aparición de estas. El acuario debe de contener una cantidad proporcionada en cantidad y tamaño de peces a su volumen y el mantenimiento debe de ser proporcionado a la población que tenemos. Las rutinas de cambio de agua, limpieza del fondo, cristales, decoración, filtros etc. deben de ser respetadas para asegurar un correcto funcionamiento del acuario y poder disfrutar de esta afición.
   Sistemas de control de algas:
   Hasta ahora hemos estado hablando de cómo solucionar las invasiones de algas de la forma más natural posible, pero en el mercado existen numerosos productos, tanto químicos como mecánicos que nos prometen la solución perfecta.
            -Soluciones mecánicas: Entendemos por soluciones mecánicas, aquellos aparatos que nos ayudan a eliminar las invasiones de algas, y las más comunes son las lámparas germicidas UV-C y los equipos de electrólisis. (twinstar-hydra).
                        Lámparas UV-C: De manera genérica, se trata de pequeños dispositivos que se colocan a la salida de los filtro exteriores y que son un pequeño tuvo que en su interior tiene aislada una lámpara UV. El agua pasa alrededor de esta lámpara (evidentemente sin tocarla) y la radiación emitida por la lámpara destruye una gran cantidad de elementos (buenos y malos) entre otras, algas unicelulares flotantes y esporas. Este es un proceso no oxidativo.
                        Sistemas de electrólisis: También de forma genérica, se trata de pequeños dispositivos que generan un proceso electrolítico de baja intensidad y controlado. Este proceso  es oxidativo y consigue eliminar, al igual que el anterior, algas unicelulares flotantes y esporas.
   Cabe decir que estos sistemas solo eliminan las algas que los atraviesan por lo tanto, las algas punto, filamentosas, pincel etc., que están fijadas en los objetos no son eliminadas.
-soluciones Químicas: En el mercado tenemos multitud de productos que ayudan a la eliminación de algas, en su mayoría son muy eficaces aunque muchos de ellos tienen numerosos efectos secundarios.
-alguicidas en base cobre: Muchos alguicidas antiguos y algunos modernos contienen cobre (Cu) en su composición, este elemento es en bajas concentraciones inocuo para peces y gran cantidad de plantas, en cambio a igual concentración es letal para crustáceos, caracoles y bacterias. Además numerosas plantas como los helechos y los musgos no toleran nada bien su presencia. Cuando en la etiqueta del producto nos diga que caracoles e invertebrados deben de ser retirados, desconfiemos. Un ejemplo de esto, por lo que indica su forma de uso es el Tetra Algae control.
-Alguicidas sin cobre de amplio espectro: Hay alguicidas que indican claramente la ausencia de cobre, suelen tener efecto rápido y efectivo, pero las plantas suelen detener su desarrollo tras su aplicación. Además atacan a todo tipo de alga por igual, desde el Volvox flotante a Rodófitas de gran tamaño. Esto a mí siempre me hace desconfiar, pues obliga a que el producto en cuestión tenga que ser por fuerza agresivo en su actuación. Personalmente he utilizado algunos como Algol de JBL y el Algenstop de Sera, que si bien cumplen con su cometido, han acabado afectando a las demás plantas del acuario/estanque, especialmente el segundo. Como norma, no deberíamos introducir el acuario algo de lo que no conocemos su composición.





-alguicidas finalistas: En un tercer grupo tenemos marcas como Aquatic nature, que nos propone diferentes alguicidas en función del tipo de alga a combatir. Nos indican el tipo de alga al que va dirigido, y nos deja claro que no afecta a organismos delicados como gambas y caracoles. En principio esto parece más lógico y certero. Por ese motivo probé el alg control F para algas filamentosas y el resultado fue bueno, aunque es cierto que su uso freno el desarrollo y causo alguna zona transparente-blanquecina en una mata de monoselenium  tenerum, no fue a mayores y se recupero al poco tiempo.
             -Glutaraldehido: Este es un producto de relativamente reciente introducción en la acuariofilia. Es un producto común en la desinfección de quirófanos y material médico desde hace mucho tiempo. En acuariofilia se introdujo como una forma de aportar carbono (C)  a los acuarios donde no se inyectaba CO2 pero se descubrió que en disoluciones al 2.5% la parte del aldehído tenía una capacidad anti algas notable, esto es debido a que es capaz de atacar la membrana celular de las mismas y sobre todo las de sus esporas. No es infalible, y en muchos casos hay algas, especialmente algunas Rodófitas que pueden sobrevivir a su acción, pero si es cierto que las debilita y en varias aplicaciones acaba por destruirlas. La parte negativa está en que además de atacar a las algas, algunas plantas como los helechos (Microsorium, Bolbitis),  algunos musgos (Taxyphillum, Fissidens, Riccardia) y algunas tapizante (Hemianthus callitrichiodes, glossotigma…) pueden resultar afectadas en mayor o menos medida, de ahí que en acuarios muy plantados su uso sea un poco más delicado. La mejor forma es parar completamente la circulación de agua durante unos 15 minutos y con la ayuda de una pequeña jeringuilla  rociar la zona afectada tratando que el glutaraldehido no se desplace por los alrededores. Pasado este tiempo conectar la bomba de circulación o el filtro y listo.

   -Agua oxigenada: El peróxido de hidrogeno (H2O2) es al igual que el glutaraldehido un producto utilizado para eliminar áreas. El método es el mismo que para el Glutaraldehido, y consiste en rociar la zona afectada con una disolución de agua oxigenada. Como anteriormente, paramos motores, rociamos la zona tratando que no se nos distribuya por el tanque y esperamos unos minutos, en torno a 5 min. Después arrancamos motores  y listo. Hemos de tratar de no echar más de 1ml por cada 40l de agua de acuario neto, es decir si tenemos un acuario de 200l dispondremos de 5ml de H2O2 para tratar las zonas afectadas. También se puede añadir directamente a la columna de agua en esa misma proporción hasta dos veces al día (cada 12 horas) hasta que las algas desaparezcan. El agua oxigenada saturara de O2 el medio elevando el potencial redox al máximo y destruyendo algas, bacterias y microorganismos a su paso. Este proceso no debería de repetirse más de tres días, dado que las subidas repentinas de O2 si bien no son dañinas, si provocan una situación de estrés en los peces.
            Hay una última cosa que es relevante en torno al funcionamiento de las algas y que los diferentes sistemas anti-algas han demostrado. Un medio saturado de O2 es desfavorable para el desarrollo de cualquier alga. En presencia de medios saturados por O2 el desarrollo de las algas es mucho menor, por esto es muy recomendable en acuarios no plantados la instalación de salidas de agua que agiten la superficie para favorecer el intercambio gaseoso y mantener el medio lo más rico en posible en oxígeno. En aquellos acuarios en los que estemos introduciendo CO2, agitar la superficie puede no ser una buena idea que puede compensarse con el uso de aparatos de electrolisis. En cualquier caso, el uso de filtros de sumidero que obligan a una caída de agua desde la parte alta del tanque al sumidero, y/o el uso de filtros seco-húmedos es una buena manera de mantener en agua dulce el potencial redox del acuario en niveles altos.
             Como resumen cabe resaltar que la mejor manera de combatir las algas es la prevención, una rutina de limpieza adecuada, el control de la alimentación, la limpieza del fondo, la limpieza del filtro,  y el mantenimiento de los parámetros de NO3 y PO4 ayudará a que nuestras invasoras no aparezcan, y si lo hacen, no sea de manera rápida dando tiempo a poder reaccionar. Cabe destacar que no soy partidario de usar remedios químicos, si bien muchas veces debido a la naturaleza de la invasión deben de ser utilizados, es necesario tratar de tener unas normas de mantenimiento lo más escrupulosas posibles para volver a una situación lo más estable y duradera.